cómo hacer cuadro

¿Te gusta? Si lo primero que te dice está imagen es que en tu casa faltan cuadros, es que tienes que ponerte manos a la obra. Para imprimir un estilo personal a cualquier ambiente, no es necesario invertir mucho dinero (ya nos gustaría a todos poder comprar obra gráfica original). Enmarcar fotos, láminas u objetos que reflejen nuestros gustos y personalidad es una alternativa perfecta, y hacer composiciones como la que acompaña estas líneas, acorde con el estilo decorativo y a tono con los colores de la estancia, es muy fácil y económico.

Tan sólo necesitas cartulinas en la gama de colores que elijas, en tonos contrastados o armónicos. Las posibilidades son infinitas: combina colores fríos y calientes para lograr una atrevida mezcla de tonalidades, que consiga un efecto sugerente; apuestar por una gama concreta (tostados y tierra, azules y grises, rosas y malvas, amarillos y naranjas…).

Recorta las cartulinas en triángulos idénticos y pégalos en línea, alternando vértice y base, sobre una lámina o cartón de las medidas que desees. Cuando hayas pegado todas las filas, recorta los trozos de cartulina que queden fuera de la base.

Por último, enmarca tu obra. Combínala con un paspartú blanco. Este color, además de restar intensidad a la mezcla de color, aportará equilibrio al conjunto. Puedes colgarlo en la pared o apoyarlo sobre un mueble, lo que más te guste. Lo hemos visto en How About Orange.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Categorías: Ideas en un Trix 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>