Son tantas las cosas que tiramos a diario a las que podríamos sacar partido… por ejemplo, las botellas de cristal. Algo tan humilde como una botella de agua o de gaseosa puede convertirse en el mejor florero. ¿Cómo? Guarda las botellas de formas vistosas y diseño atractivo, quítales la etiqueta con agua caliente o con un poco de alcohol, llénalas de agua hasta la mitad y coloca en cada una de ellas una flor de tallo largo. Fotografía: Jonday Photography.

Un bodegón con botellas del mismo color y formas distintas resultará muy atractivo. Ramilletes silvestres, flores en solitario… los recipientes de cristal transparente dejarán a la vista toda su belleza. Sitúa delante de una ventana jarrones de cristal con delicados colores; el paso de la luz natural creará llamativas transparencias en el vidrio. Fotografía: Eat Drink Chic.

Crea una atractiva composición con botellas de de distintas formas y tamaños. Llénalas de agua y coloca en su interior ramilletes de flores. Para potenciar la sensación de armonía, una buena idea es escoger el mismo tipo de flores o bien variedades en la misma gama de color. Antes, deberás cortarles el tallo para adaptarlas a la altura del recipiente. ¿Por qué no darles una nueva oportunidad? Fotografía: 79 ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>